Marzo de 2004 | Boletín #02

Competencia de la Guardia Nacional en materia de aduanas

Superintendencia Nacional Aduanera y Tributaria
Gerencia Jurídica Tributaria
División de Doctrina

N° de Consulta. DCR-5-17440-6477

M E M O R Á N D U M

PARA:
 
EDGARDO ZULETA GARCÍA
Jefe de la Oficina de Coordinación y Planificación con la Guardia Nacional
DE:
 
Gerente Jurídico Tributario (E)
 
FECHA:
 
14 de Noviembre de 2003
 

ASUNTO:
 
Competencia de los funcionarios del Resguardo Nacional Tributario y Aduanero.

Me dirijo a usted en la oportunidad de dar respuesta al memorándum N° OCPGN-2003-215 de fecha 04 de Agosto de 2003, y recibido en esta Gerencia Jurídica Tributaria el 11 de Agosto de 2003, a través del cual solicita opinión de esta Gerencia Jurídica Tributaria en relación a:

“(…) los efectivos militares que componen el Resguardo Nacional Tributario están designados en las diferentes Coordinaciones Regionales, y a so vez a las respectivas Gerencias de Aduanas y Tributos Internos a los efectos de ser utilizados por la Administración Tributaria como cuerpo auxiliar y de apoyo para impedir, investigar y perseguir los ilícitos tributarios y cualquier acción y omisión violatoria de las normas tributarias, es preciso definir hasta donde llega su competencia o actuación, para lo cual creemos que se debe tener siempre en cuenta que los efectivos militares están designados y no  adscritos a las diferentes Gerencias (…)

Por consiguiente, es conveniente diferencias y aclarar previamente la competencia objetiva y subjetiva de este cuerpo de auxilio y apoyo, en atención a ello, formulamos las siguientes interrogantes:

1. Existiendo autorización expresa (providencia) para perseguir los ilícitos tributarios conforme a lo establecido en el artículo 140 del Código Orgánico Tributario, mediante el procedimiento de verificación. ¿Los referidos efectivos militares pueden actuar en forma autónoma e independiente, en calidad de apoyo a la Administración Tributaria respectiva, sin estar sujeto a la actuación o convalidación de sus actos por un funcionario del SENIAT debidamente autorizado?

2. ¿Que actuaciones deberá cumplir los referidos efectivos militares autorizados, para perseguir los ilícitos tributarios?

3. ¿Pueden realizar auditorias fiscales (procedimiento de fiscalización y determinación) en el supuesto que estén autorizados?

4. Quién o quiénes son los funcionarios competentes para emitir la providencia autorizando al funcionario militar a cumplir determinadas funciones dentro del ámbito de su competencia tributaria?

5. ¿Puede realizar como auxilio y apoyo al funcionario autorizado, o directamente a la Administración, (en el supuesto que el funcionario militar no esté autorizado mediante providencia) las siguientes tareas o actividades, entre otras:?(Sic) (…)

6. En los casos previstos en la parte in fine del Art. 62 del Código Orgánico Tributario, ¿El funcionario militar puede levantar y firmar el informe donde se deje constancia de la inexistencia del domicilio declarado por el contribuyente, en los operativos o gestiones de notificación de deudas pendientes, estén o no autorizado?

7. ¿El Superintendente Nacional Aduanero y Tributario del SENIAT puede delegar en el Resguardo Nacional Tributario, las funciones de verificación, fiscalización y determinación, o cualesquiera otras funciones, conforme a lo dispuesto en los Artículos 4 numeral 26 y 10 numeral 9 de la Ley del SENIAT, y artículo 4 del Decreto 555?

 

(…) Las interrogantes formuladas, obedecen a que próximamente se dictarán talleres de inducción en materia de incumplimiento de deberes formales al personal militar (…) por lo que se requiere precisar y definir con prontitud, el ámbito de competencia de ese organismo, a los efectos de que sea contemplado dentro de los instrumentos sublegales, reglamentos organizativos, procedimiento o instructivos aplicados a nivel nacional, tanto en Tributos Internos como en las Aduanas, por los funcionarios militares adscritos al Resguardo Nacional Aduanero y Tributario.”

Sobre el particular, esta Gerencia Jurídica Tributaria procede a hacer las siguientes observaciones:

Las competencias otorgadas a los funcionarios de la Guardia Nacional en funciones de Resguardo Nacional se encuentran ubicadas en diferentes textos legales, los cuales entraremos a analizar, para de esa forma dar respuesta a las interrogantes planteadas en su consulta.

Código Orgánico Tributario

En relación a las competencias de los funcionarios del Resguardo Nacional Tributario para levantar actas fiscales o resoluciones que impongan sanciones por incumplimientos de deberes formales, esta Gerencia ratifica el criterio expresado en el Oficio N° SAT/GJT/95/I-645 de Agosto de 1995, y en el Oficio N° GJT-2001-I-2805 de fecha 03 de Septiembre de 2001, en el cual se ratifica y amplia el oficio anteriormente señalado, adecuándolo a las normativas vigentes.

Ahora bien, debemos tomar en cuenta que la reciente reforma del Código Orgánico Tributario publicada en la Gaceta Oficial N° 37.305 el 17 de Octubre de 2001, contempla en sus artículos 140 al 144 todo lo relativo al Resguardo Nacional Tributario; estos artículos ratifican que el Resguardo Nacional actúa sólo como órgano auxiliar de la Administración Aduanera y Tributaria, y en ningún caso sus funcionarios tienen la facultad para imponer multas o sanciones por incumplimientos de las normas aduaneras o tributarias.

En tal sentido los referidos artículos establecen:

“Artículo 140: El Resguardo Nacional Tributario tendrá el carácter de cuerpo auxiliar y de apoyo de la Administración Tributaria respectiva, para impedir, investigar y perseguir los ilícitos tributarios y cualquier acción u omisión violatoria de las normas tributarias.

 

El Resguardo Nacional Tributario será ejercido por la Fuerza Armada Nacional por órgano de la Guardia Nacional, dependiendo funcionalmente, sin menoscabo de su naturaleza jurídica, del despacho de la máxima autoridad jerárquica de la Administración Tributaria respectiva.” (Subrayado nuestro)

 

Artículo 141: El Resguardo Nacional Tributario en el ejercicio de su competencia tendrá, entre otras, las siguientes funciones:

 

1.        Prestar el auxilio y apoyo que pudieran necesitar los funcionarios de la Administración Tributaria, para el ejercicio de sus funciones de fiscalización e investigación de ilícitos tributarios.

2.        Proporcionar a la Administración Tributaria el apoyo logístico que le sea solicitado en materia de medios telemáticos, notificaciones, ubicación de contribuyentes, responsables y terceros y cualquier otra colaboración en el marco de su competencia cuando le sea requerido, de acuerdo a las disposiciones de este Código.

3.        Auxiliar y apoyar a la Administración Tributaria en la intervención de libros, documentos, archivos y sistemas o medios telemáticos objetos de la visita fiscal y tomar las medidas de seguridad para su conservación y tramitación al órgano competente, en cumplimiento de las disposiciones de este Código. 

4.        Colaborar con la Administración Tributaria cuando los contribuyentes, responsables o terceros, opongan resistencia en la entrada a los lugares que fuere necesario o se niegue el acceso a las dependencias, depósitos y almacenes, trenes y demás establecimientos o el examen de los documentos que deben formular o presentar los contribuyentes para que los funcionarios de la Administración Tributaria cumplan con el ejercicio de sus atribuciones.

5.        Auxiliar y apoyar a la Administración Tributaria en la aprehensión preventiva de mercancías, aparatos, instrumentos y demás accesorios objeto de comiso.

6.        Actuar como auxiliar de los órganos jurisdiccionales en la práctica de las medidas cautelares.

7.        Las demás funciones y su coordinación con las autoridades y servicios conexos que le atribuyan las leyes y demás instrumentos jurídicos.” (Subrayado de la Gerencia)

 

Artículo 142: El Resguardo Nacional Tributario, en el ejercicio de las funciones establecidas en este Código actuará a requerimiento de la Administración Tributaria respectiva, o por denuncia, en cuyo caso notificará a la Administración Tributaria, la cual dispondrá las acciones pertinentes a seguir.” (Subrayado nuestro)

 

Artículo 143: La Administración Tributaria en coordinación con el Resguardo Nacional Tributario, y de acuerdo a los objetivos estratégicos  y planes operativos, establecerá un servicio de información y coordinación con organismos internacionales tributarios, a fin de mantener relaciones institucionales y obtener programas de cooperación y asistencia técnica para su proceso de modernización.”

 

Artículo 144: La máxima autoridad jerárquica de la Administración Tributaria respectiva conjuntamente con el Comandante General de la Guardia Nacional dictarán las instrucciones necesarias para establecer mecanismos adicionales a fin de regular las actuaciones del resguardo en el cumplimiento de los objetivos estratégicos y planes operativos.”

De las normas antes transcritas contenidas en el nuevo Código Orgánico Tributario, se ratifica el criterio expresado por esta Gerencia Jurídica Tributaria de que los funcionarios militares pertenecientes al Resguardo Nacional Aduanero y Tributario no son competentes para practicar fiscalización alguna, ni para levantar actas de reparo o emitir resoluciones de multa por incumplimiento de deberes formales, pues sólo los funcionarios adscritos a la Administración Aduanera y Tributaria (es decir al SENIAT) pueden ejercer dichas atribuciones. Toda actuación en ese sentido hecha por los funcionarios del Resguardo estaría viciada de nulidad por manifiesta incompetencia del funcionario militar para realizar las mencionadas actividades.

Ley Orgánica de la Hacienda Pública Nacional

Ahora bien, la creación y competencias atribuidas al Resguardo Nacional se establecen en la Ley Orgánica de la Hacienda Pública Nacional del año 1961 (aún vigente). En tal sentido, los artículos 106 y 110, establecen:

Artículo 106: Para la custodia de los bienes que constituyen la Hacienda Nacional, así como para auxiliar a los encargados de la administración de aquellos o a los funcionarios de administración, inspección y fiscalización de las rentas nacionales, e impedir, perseguir y aprehender el contrabando y cualquier otro fraude a dichas Rentas, habrá un cuerpo que se denominará “Resguardo Nacional”, el cual será organizado, dotado y distribuido por el Poder Ejecutivo.” (Subrayado Nuestro)

 “Artículo 110: Son atribuciones y deberes del Resguardo:

1.     Las visitas a las embarcaciones, establecimientos o empresas que ejerzan industrias gravadas, para verificar los datos declarados por los contribuyentes y obtener las informaciones que sean necesarias para liquidar los impuestos o vigilar el ejercicio de las industrias.

2.     La vigilancia de la producción, circulación, depósito y consumo de especies gravadas, para que se efectúen conforme a la Ley.

3.     La investigación y persecución del ejercicio clandestino del comercio y de las industrias gravadas o la producción fraudulenta de especies fiscales o de materias gravadas.

4.     La persecución y aprehensión de contrabandistas cogidos infraganti, de las especies falsas o de contrabando y de los efectos que la Ley declare caídos en pena de comiso.

5.     Practicar allanamiento y visitas de inspección conforme al artículo 57 de esta Ley, para perseguir las contravenciones fiscales y ejercer la vigilancia.

1.     Prestar el apoyo que pudieren necesitar los empleados de hacienda para el ejercicio de sus funciones.

2.     Hacer uso de las fuerzas cuando se opusiere resistencia al ejercicio de las funciones de los empleados de Hacienda, impidiéndoseles la entrada a los lugares que fuere necesario revisar, o negándosele el franqueo a las dependencias, depósitos, almacenes, trenes y demás establecimientos, o el examen de los documentos que deben formular o presentar los contribuyentes, conforme a las leyes y reglamentos

3.     Las demás funciones especiales que para cada ramo de renta le atribuyan las leyes y los reglamentos.”

Se crea el Resguardo Nacional, mediante esta disposición legal, con fines de:

·      Custodia de los Bienes Nacionales.

·      Auxiliar de los encargados de la administración de los bienes nacionales y de los funcionarios de la Administración Aduanera y Tributaria.

·      Impedir, perseguir y aprehender el contrabando y los fraudes a las rentas nacionales.

Asimismo, se desprende claramente de las funciones antes transcritas que las competencias del Resguardo Nacional están delimitadas por el fin de su creación, dirigido a efectuar labores de asistencia a los Fiscales Nacionales de Hacienda, hoy en día, a los Profesionales y Especialistas Tributarios adscritos a la Administración Aduanera y Tributaria.

Ello se evidencia en el ordinal antes transcrito sobre Practicar allanamiento y visitas de inspección conforme al artículo 57 de esta Ley, el cual está igualmente atribuido a los Fiscales Nacionales de Hacienda (hoy en día, los funcionarios con competencia en materia de fiscalización y control posterior), aunque no limitado por el fin, como sí lo está para los Funcionarios del Resguardo, ya que sólo pueden realizar esas visitas y allanamientos  para perseguir las contravenciones fiscales y ejercer la vigilancia, y no para imponer sanciones y levantar actas, como sí lo podrían hacer los funcionarios pertenecientes a la Administración Aduanera y Tributaria.

De esta manera, los funcionarios del Resguardo Nacional, tienen la función de colaborar con la Administración Aduanera y Tributaria en el ejercicio de sus facultades de fiscalización y aprehensión de los infractores de normas tributarias, y en este sentido pueden levantar hojas de información, solicitar documentos a los contribuyentes, e incluso, utilizar la fuerza pública cuando un funcionario de la Administración Aduanera y Tributaria lo requiera, pero evidentemente no pueden sustituir la labor de dichos funcionarios adscritos a las unidades competentes del SENIAT para efectuar fiscalización y control posterior, pues ello no se desprende de las normas que crean el mencionado cuerpo; ni de las atribuciones conferidas por el Código Orgánico Tributario, norma rectora de tales actividades.

Reglamento del Resguardo Nacional Tributario

(Decreto N° 555)

Analizando el Decreto Nº 555 de fecha 08 de febrero de 1995 (publicado en la Gaceta Oficial Nº 35.658 del 21 de febrero de 1995), contentivo del Reglamento del Resguardo Nacional Tributario, se observa que el Resguardo Nacional Tributario está integrado por un personal militar especializado en materia fiscal (Artículo 6). Asimismo, de conformidad con el artículo 7 de este Reglamento, ingresan al Resguardo Nacional Tributario por examen de credenciales Oficiales, Suboficiales de carrera, Clases y Guardias Nacionales.

El artículo 3 de este Decreto establece claramente las funciones que deben cumplir los funcionarios del Resguardo Nacional como auxiliar y apoyo de la Administración Aduanera y Tributaria en los siguientes términos:

Artículo 3°: El Resguardo Nacional Tributario es un servicio de auxiliar y de apoyo a la Administración Tributaria Nacional y como tal, dependerá funcionalmente, sin menoscabo de su naturaleza militar, del Despacho del Superintendente Nacional Tributario del SENIAT.” (Subrayado Nuestro)

De las normativas a las cuales se ha hecho referencia, que regulan la actuación de la Guardia Nacional en materia de Resguardo Nacional Aduanero y Tributario, se afirma sin lugar a dudas que los funcionarios del Resguardo Nacional Tributario son militares efectivos, los cuales, no pueden ejercer las atribuciones de los funcionarios de la Administración Aduanera y Tributaria, ya que éstas no les están atribuidas en las citadas leyes especiales, en consecuencia, los únicos funcionarios que pueden practicar fiscalizaciones, levantar actas de reparo y multar el incumplimiento de los deberes formales mediante Resolución, de conformidad con las normas de la Ley Orgánica de la Hacienda Pública Nacional y Código Orgánico Tributario, expuestas al principio de este análisis son los funcionarios de la Administración Aduanera y Tributaria adscritos a las unidades competentes para efectuar fiscalización y control posterior.

Asimismo, se puede afirmar sin lugar a dudas que los Funcionarios del Resguardo Nacional son militares efectivos, los cuales, al estar en situación de actividad, no son empelados públicos sino que prestan un servicio a la Patria de manera distinta al Civil, entendiéndose por Civil en servicio al Estado fuera de la Milicia, es decir, por poner un ejemplo, el servicio que prestan los funcionarios públicos adscritos al SENIAT.

Obviamente, ninguna persona que ejerza el destino público militar, puede ejercer otro destino público como lo es el de Profesional Tributario o Especialista Tributario, los cuales son los únicos funcionarios que pueden practicar fiscalizaciones, levantar actas de reparo y multar el incumplimiento de los deberes formales, de conformidad con las normas de la Ley Orgánica de Hacienda Pública Nacional y del Código Orgánico Tributario. Toda actuación en este sentido hecha por los funcionarios del Resguardo estaría viciada de nulidad por incompetencia del funcionario militar para realizar las mencionadas actividades de indiscutible naturaleza civil.

Ley Orgánica de Aduanas y su Reglamento

La Ley Orgánica de Aduanas asigna directamente las competencias del Resguardo Nacional a los funcionarios de la Guardia Nacional en su artículo 153, pero remite a su Reglamento para la determinación de dichas funciones. El Reglamento de la Ley Orgánica de Aduanas establece funciones adicionales a las dispuestas en la Ley Orgánica de la Hacienda Pública Nacional.

Del referido Reglamento se desprende que las actuaciones a seguir por los funcionarios del Resguardo Nacional se llevarán a cabo en las zonas o lugares que determine el Jefe de la Oficina Aduanera, es decir, el Gerente de la Aduana Principal respectiva, en consecuencia, sus actuaciones sólo son válidas dentro de la circunscripción correspondiente a la oficina aduanera a la cual esté adscrito su personal.

Las actuaciones a seguir por estos funcionarios de la Guardia Nacional serán dictadas por los funcionarios competentes del servicio aduanero, en este sentido, tenemos la Resolución N° 4276 de fecha 07 de diciembre de 1998, publicada en la Gaceta Oficial N° 36.603 el 15 de Diciembre de 1998, emanada del Ministro de Hacienda, hoy Ministro de Finanzas, a través de la cual se regulan las actividades que deben cumplir los efectivos de las Fuerzas Armadas de Cooperación (Guardia Nacional) en funciones de Resguardo Aduanero en la Alcabala de Confrontación.

Asimismo, tendrán las funciones de vigilancia, custodia y control de los vehículos que ingresan a la zona aduanera, las cuales se realizarán mediante instrucciones del jefe de la oficina aduanera correspondiente.

Reglamento del Resguardo Aduanero

(Decreto N° 557)

El Decreto Nº 557 de fecha 21 de Junio de 1957 (publicado en la Gaceta Oficial Nº 25.394 del 29 de Junio de 1957) contentivo del Reglamento del Resguardo de la Renta Aduanera, se observa que las funciones de resguardo de la renta aduanera son atribuidas a la Guardia Nacional, y dichas funciones se dividen en:

·      Servicio de vigilancia de naves;

·      Requisas de naves;

·      Requisas en zonas portuarias;

·      Visar los permisos para visitar naves y para desembarques;

·      Vigilancia del movimiento de carga;

·      Vigilancia de los almacenes y demás lugares de la zona portuaria (control de entrada y salida de personas, efectos y vehículos);

·      Control del movimiento de naves y sus cargamentos. 

Ley del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT)

Por otra parte, la Ley del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria, publicada en Gaceta Oficial N° 37.320 de fecha 08 de noviembre de 2001, vigente desde el día siguiente de su publicación en la misma, la cual de conformidad con su artículo 1° “tiene por objeto regular y desarrollar la organización y funcionamiento del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT).

El artículo 3 del referido texto legal dispone expresamente que el servicio autónomo ya identificado “definirá, establecerá y ejecutará, de forma autónoma, su organización, funcionamiento, su régimen de recursos humanos, procedimientos y sistemas vinculados al ejercicio de las competencias otorgadas por el ordenamiento jurídico…”

Para reafirmar lo expuesto, el artículo 4 eiusdem establece que “corresponde al Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) la aplicación de la legislación aduanera y tributaria nacional, así como el ejercicio, gestión y desarrollo de las competencias relativas a la ejecución integrada de políticas aduaneras y tributarias fijadas por Ejecutivo Nacional..” De seguidas desarrolla el ejercicio de las funciones que son de su competencia, entre las cuales se encuentran las de “ejercer las funciones de control, inspección y fiscalización del cumplimiento de las obligaciones tributarias, de conformidad con el ordenamiento jurídico tributario” (numeral 8°); “determinar y verificar el cumplimiento de las obligaciones aduaneras y tributarias y sus accesorios” (numeral 9); “definir y ejecutar las políticas administrativas tendentes a reducir los márgenes de evasión fiscal y, en especial, prevenir, investigar y sancionar administrativamente los ilícitos aduaneros y tributarios” (numeral 10).

Si alguna duda quedaba sobre las competencias inherentes al Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria, la mencionada ley contribuyó a que fuera despejada, pues contempla atribuciones expresas de competencias que debe llevar a cabo en el desempeño de sus funciones, en razón de la autonomía funcional que le ha sido concedida.

Por otra parte, la Ley del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria en los numerales 25 y 26 de su artículo 4 establece específicamente la competencia atribuida a este organismo para ejercer funciones de control y resguardo aduanero en el transporte acuático aéreo, terrestre, ferroviario; en los sistemas de transporte combinado o multimodal, cargas consolidadas y en otros medios de carga y transporte, así como, crear, diseñar, administrar y dirigir los servicios que el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) requiera en ejercicio del resguardo tributario y aduanero.

De los artículos antes transcritos se observa de manera indubitable que las facultades de fiscalización y el levantamiento de actas y emisión de resoluciones en materia tributaria incluida la materia aduanera, corresponde única y exclusivamente a la Administración Tributaria, de manera que los funcionarios públicos que no formen parte de la misma no son competentes para realizar las labores, que sólo le son asignadas a tal administración.

No obstante, el funcionario encargado de las labores de fiscalización e imposición de sanciones a los sujetos pasivos del tributo, no sólo necesita ser parte de la Administración Tributaria, sino también estar investido del cargo de Profesional Tributario o Especialista Tributario

De las normas transcritas se infiere que sólo los funcionarios de la Administración Aduanera y Tributaria, calificados como Especialistas o Profesionales Tributarios, pueden efectuar las funciones fiscalizadoras e imponer las sanciones consagradas en las leyes y reglamentos tributarios.

Delegación de Atribuciones o Competencias

Ahora bien, solicita usted en su consulta pronunciamiento sobre la posibilidad de que el Superintendente Nacional Aduanero y Tributario delegue en el Resguardo Nacional Tributario las funciones de verificación, fiscalización y determinación o cualesquiera otras funciones.

En este sentido, debemos aclarar que la competencia otorgada a un órgano o ente de la Administración Pública es improrrogable, irrenunciable y de obligatorio cumplimiento; no obstante, la Ley Orgánica de la Administración Pública, publicada en la Gaceta Oficial N° 37.305 del 17 de Octubre de 2001, expresamente establece excepciones a este principio a través de la denominada delegación intersubjetiva, interorgánica, de gestión y la delegación de firmas.

La delegación intersubjetiva consiste en la transferencia del ejercicio de determinadas competencias que un superior jerárquico puede hacer en un ente descentralizado funcionalmente del ente delegante. Esta figura transfiere la titularidad de la competencia,  y al mismo tiempo transfiere la responsabilidad por su ejercicio al ente delegado.

La delegación interorgánica consiste en la transferencia del ejercicio de determinadas atribuciones que un superior jerárquico puede hacer en un funcionario inmediatamente inferior bajo su dependencia. Esta transferencia se limita al ejercicio más no a la titularidad de la competencia, los actos se tendrán como dictados por la autoridad delegante.

Ambos tipos de delegaciones tienen la consecuencia de que mientras dure la delegación, el titular de la competencia transferida no puede ejercerla, y para reasumir el ejercicio de dicha competencia deberá revocar el acto delegatorio (es de carácter temporal). 

Así entonces, tenemos que esta facultad legal se encuentra contemplada en la Ley Orgánica de la Administración Pública, la cual dispone igualmente, la posibilidad de que solamente sea delegada la firma de documentos (artículo 38).

Ahora bien, en cuanto a la delegación de firmas, esta figura no comporta una verdadera transferencia de competencia, ni siquiera de manera temporal, por cuanto no hace perder al delegante el ejercicio de su competencia, ya que la conserva totalmente y la decisión del inferior se tiene como decisión del funcionario superior.

La delegación de gestión consiste en la transferencia de la gestión total o parcial, de determinadas atribuciones que un superior jerárquico puede hacer a los órganos bajo su dependencia.

De los supuestos antes expuestos, en relación a los tipos de delegaciones permitidas por nuestra legislación, se observa claramente que dicha figura administrativa opera solamente dentro del mismo órgano, o en su defecto (delegación intersubjetiva) hacia un ente descentralizado funcionalmente del órgano delegante. En consecuencia, las facultades otorgadas por el artículo 10 numeral 9 de la Ley del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) al Superintendente Nacional Aduanero y Tributario, sólo puede operar cuando se trate de delegar funciones, atribuciones o firmas, a funcionarios del Servicio.

En el caso del Resguardo Nacional Aduanero y Tributario, ni siquiera estamos ante la figura de un ente descentralizado de este Servicio, razón por la cual, no procede bajo ningún concepto la delegación de función alguna al referido órgano dependiente de la Guardia Nacional.

Conclusiones

Es conveniente reiterar que los funcionarios militares pertenecientes al Resguardo Nacional Aduanero y Tributario no son competentes para practicar fiscalización alguna, ni para levantar actas de reparo o emitir resoluciones de multa por incumplimiento de deberes formales, pues sólo pueden ejercer dichas funciones los funcionarios adscritos a las Gerencias o Divisiones de Fiscalización de la Administración Aduanera y Tributaria (es decir al SENIAT), en los términos antes expuestos. Toda actuación en ese sentido hecha por los funcionarios del Resguardo estaría viciada de nulidad por manifiesta incompetencia del funcionario militar para realizar las mencionadas actividades.

Ahora bien, en relación a la posibilidad de que el Superintendente Nacional Aduanero y Tributario delegue las funciones de verificación, fiscalización y determinación al Resguardo Nacional Aduanero y Tributario, es imperioso concluir que de conformidad con lo dispuesto en la legislación nacional, no opera bajo ningún concepto la figura administrativa de la delegación hacia un ente no dependiente de este Servicio, razón por la cual, no puede el máximo jerarca de este Servicio delegar función alguna al Resguardo Nacional Aduanero y Tributario, órgano dependiente de la Guardia Nacional.

Asimismo, las actuaciones del Resguardo Nacional Aduanero y Tributario deben limitarse a aquellas atribuciones que legalmente tienen atribuida, en este sentido, el artículo 142 del Código Orgánico tributario establece que en ejercicio de las funciones establecidas en este Código, actuarán a requerimiento de la Administración Tributaria, y en caso de denuncia, deberán participar a esta Administración a los fines de que ésta, ya sea a través del Superintendente Nacional Aduanero y Tributario o a través de los Gerentes Regionales o Gerentes de Aduanas Principales, giren las instrucciones pertinentes.

En los términos antes expuestos, queda expresada la opinión de esta Gerencia Jurídica Tributaria sobre el asunto sometido a consulta.

Atentamente,

ORIGINAL FIRMADO POR

Abog. CARLOS ALBERTO PEÑA DÍAZ

Gerente Jurídico Tributario (E)

Providencia Administrativa N° SNAT/2003/1789 del 28-05-2003

Gaceta Oficial N° 37.700 del 29-05-2003

c/c         Superintendencia Nacional Aduanera y Tributaria

Intendencia Nacional de Aduanas

Gerencia de Fiscalización

AMC/RV/MFL/mfl

Volver

Este boletín le ha sido enviado en virtud de su solicitud. Si no desea recibir más información de www.aduanas.com.ve,  haga click aquí para desuscribirse.

Copyright © 2004 Informaduanas77, C.A. Todos los derechos reservados.