Junio de 2004 | Boletín #5

El Régimen de Almacenes In Bond y la sanción establecida en el artículo 115 de nuestra Ley Orgánica de Aduanas

Nuestra Administración Aduanera ha venido aplicando la sanción establecida en el artículo 115 de la Ley Orgánica de Aduanas para los casos de mercancías que se encuentran bajo Régimen de Depósito In Bond y, pasado el año de permanencia bajo el mismo, no se les ha dado algún destino aduanero. A juicio de quien suscribe, tal aplicación es errada y configura un “falso supuesto de derecho” por parte de nuestra Administración Aduanera que vicia al acto administrativo de nulidad absoluta. Veamos:

Sabemos que el Régimen de Almacenes In Bond se encuentra regulado principalmente por el Reglamento de la Ley Orgánica de Aduanas sobre los Regímenes de Liberación, Suspensión y otros Regímenes Aduaneros Especiales, específicamente por los artículos 89 al 97, ambos inclusive.

Nos expresa el referido artículo 89 de ese Reglamento especial que :
 

“ Se entiende por depósitos aduaneros (In Bond) el régimen especial mediante el cual las mercancías extranjeras, nacionales o nacionalizadas, son depositadas en un lugar destinado a este efecto, bajo control y potestad de la aduana, sin estar sujetas al pago de impuestos de importación y tasa por servicios de aduana, para su venta en los mercados nacionales e internacionales, previo cumplimiento de los requisitos legales”.



 

La pregunta obligada que todos nos hacemos al leer este artículo es ¿Por qué las mercancías que ingresan a estos almacenes no están sujetas al pago de impuestos de importación ni a la tasa por determinación correspondiente? La respuesta es muy sencilla: las mercancías (extranjeras, nacionales o nacionalizadas) son depositadas con suspensión de la operación aduanera a realizar. Lo importante, pues, de este régimen es que la suspensión no versa sobre la obligación o los impuestos a cancelar (como erróneamente se pensaba), sino sobre la operación aduanera a realizar, es decir, la autoridad aduanera desconoce el destino de las mercancías que ingresan en estos almacenes y la operación definitiva a la cual aquellas serán sometidas.

Pero ¿Por cuánto tiempo puede estar suspendida esta operación? Al respecto el Reglamento de la Ley Orgánica de Aduanas que regula estos regímenes señala:
 

“Artículo 91: El plazo máximo para que las mercancías permanezcan bajo este régimen, será de un (1) año contado a partir de la fecha de ingreso de la mercancía depósito (sic)”



Una vez que ingresan las mercancías a este tipo de almacenes nace el término de un año para darles dentro del mismo el destino aduanero final. Sin embargo, cabe hacerse otra pregunta ¿Qué pasa si transcurrido ese año no se ha dado a la mercancía ningún destino? La respuesta para la Administración Aduanera ha resultado fácil: se debe entonces imponer la sanción estipulada en el artículo 115 de nuestra Ley Orgánica (doble de los impuestos de importación legalmente causados). Pero veamos lo que esta norma establece:

“El incumplimiento de las obligaciones y condiciones bajo las cuales hubiere sido concedida una autorización, delegación, permiso, licencia, suspensión o liberación, será sancionado con multa equivalente al doble de los impuestos de importación legalmente causados, sin perjuicio de la aplicación de la pena de comiso. La misma sanción se aplicará cuando se infrinja lo previsto en el último párrafo del artículo 30”

Como se puede observar de una simple lectura de este artículo, para la aplicación de la sanción se necesitan dos condiciones indispensables y concurrentes: 1) que haya sido concedida una autorización, delegación, permiso, licencia, suspensión o liberación; y 2) que se incumpla con las obligaciones y condiciones bajo las cuales se concedió esa autorización, delegación, permiso, licencia, suspensión o liberación.

Lo primero que nos preguntamos es ¿Para ingresar la mercancía a Régimen In Bond, se necesita autorización?

El Reglamento nos dice que al ingresar la mercancía a la zona de almacenamiento el consignatario o su representante deben presentar a la oficina aduanera una Declaración de Ingreso al depósito aduanero (In Bond). Así lo expresa el artículo 95 del Reglamento de la Ley Orgánica de Aduanas al cual nos hemos venido refiriendo.

Vemos así cómo el consignatario o su representante debe de presentar la declaración de ingreso a In Bond, copia del documento de transporte (conocimiento de embarque) y de la factura comercial definitiva.

 Cumplidos estos pasos la aduana verifica seguidamente aspectos operativos como serían: a) que el almacén se encuentre autorizado para actuar bajo ese régimen y no haya sido objeto de una medida de suspensión o revocación o cese de actividades; b) que la mercancía no sea de prohibida importación; c) que hayan sido presentados los correspondientes permisos, certificados y registros señalados en el artículo 89 de la Ley Orgánica de Aduanas; d) que quien realice la declaración tenga cualidad jurídica, e) que la declaración se realice dentro del lapso establecido (cinco días hábiles desde el ingreso a la zona de almacenamiento).

Cumplido lo anterior, la oficina aduanera tendrá que conformar el despacho a depósito In Bond (cuestión muy diferente a autorizar dicho despacho ). Ya por aquí no se da la primera condición para aplicar la multa.

Sin embargo aunque pensemos erróneamente, como lo hace el artículo 96 del Reglamento que aquí analizamos, que tal conformación configura una autorización, habrá que preguntarse: ¿Y cuál es el incumplimiento de las obligaciones o condiciones bajo las cuales se otorgó la suspensión?

Nuestra legislación aduanera no establece en ninguna de sus disposiciones que el consignatario de las mercancías bajo régimen in bond tenga la obligación de nacionalizarlas o reexportarlas dentro del plazo de un (1) año de vigencia del régimen; tampoco establece que el régimen de depósito aduanero in bond posea como condición para el sometimiento de los bienes al mismo, esa nacionalización o reexportación. Se ha tratado de convertir en condición u obligación lo que no es sino una característica del régimen de depósito aduanero in bond.

Por las consideraciones expuestas anteriormente pienso que la Administración Aduanera, cuando establece esa pena para los casos comentados, vicia su procedimiento, incurre en un falso supuesto de derecho y, por ende, que esas Multas están viciadas de nulidad Absoluta.

Autor: Marco Antonio Osorio Uzcátegui
 

Volver

Copyright © 2004 Informaduanas77, C.A. Todos los derechos reservados.